Tea Terra

Nuestra planta

La idea de cultivar Camellia sinensis surge tras comprobar que otras variedades de Camelia crecen con éxito en tierras gallegas. En viveros Río Tollo nos dimos cuenta de la gran cantidad de sinergias presentes entre la cultura oriental y la gallega: las tradiciones y leyendas cobran un especial significado para estas dos sociedades milenarias.

Contribuir al hábito del consumo de productos beneficiosos para el organismo, fue otra de nuestras principales motivaciones. Introducir a nuestra dieta española-mediterránea una de las tradiciones orientales más saludables, la del consumo de té, se nos presentaba como un proyecto emocionante que comenzamos con la mayor de las ilusiones.

Hemos encontrado en Galicia unas tierras y un clima ideal para desarrollar el árbol del té, siendo los primeros productores de Camellia sinensis en España y los segundos a nivel europeo. Nuestra planta de té posee un factor diferenciador que la hace especial: se trata de una planta fuerte y robusta, producida en ambientes no forzados, en instalaciones totalmente naturales y sin ningún tipo de aditivos químicos. Todo ello la convierte en una planta resistente y vigorosa, ideal para su posterior cultivo y consumo en casa.

Dimensión Social

Asimismo, queríamos dar un paso más, aportar nuestro grano de arena para colaborar con personas de nuestro entorno, con nuestra comunidad. Intentamos contribuir a la integración de jóvenes con necesidades educativas especiales, haciéndoles partícipes de los cuidados y el crecimiento de las camelias del té. Colaboramos con la Asociación San Xerome Emiliani de A Guarda.

Los chicos y chicas de la Asociación nos ayudan a sembrar las semillas de las plantas en el substrato y, cuando tienen un tamaño adecuado las enmacetan, dándoles las podas necesarias para conseguir una adecuada ramificación. Estos trabajos les hacen partícipes de un proceso, con el que se sienten valiosos y realizados.